GMHotel un edificio funcional con 25 habitaciones, cafetería, salas de reunión, terraza solarium … todo ello en un coqueto espacio en pleno centro de Marchena

Recepción y vestíbulo

Imagen de la zona de acceso al hotel, junto a la recepción separado por cristaleras, la cafetería

Zonas comunes primera planta

Galerías de acceso a los alojamientos de planta 1ª y 2ª en torno al patio.

Zona de descanso del patio

La zona de descanso se abre entorno al patio, de él se disponen 5 alojamientos en planta baja.

Imágenes de la construcción

Durante los tres primeros meses de la construcción del hotel, se han desarrollado los trabajos previos y la ejecución de la cimentación y del sótano del edificio.

 

Los trabajos previos han consistido en la limpieza y desbroce del terreno, la demolición de la pared medianera con la vivienda vecina, así como el picado y la retirada de restos de hormigón que existían en el interior de la parcela.

 

Durante los primeros días, se realizaron algunas catas de reconocimiento de terreno, en las cuales la dirección facultativa comprobó que el terreno existente coincidía con el estudio geotécnico realizado previo a la elaboración del Proyecto. Asimismo, se comprobó la existencia de agua en el subsuelo, que vino a confirmar las soluciones de impermeabilización del sótano previstas en el Proyecto.

 

La ejecución de la cimentación y del sótano, resueltos con una losa y muros de hormigón armado, ha resultado muy laboriosa.

 

Como es habitual en obras con edificaciones adosadas, se ha optado por ejecutar el sótano mediante bataches  (tramos cortos), para evitar posibles derrumbes del terreno y de las edificaciones colindantes.

 

Para la impermeabilización del suelo y de las paredes del sótano, se ha colocado exteriormente una lámina impermeabilizante flexible con solapes soldados. Además, se han tomado ciertas medidas preventivas y de refuerzo de impermeabilización en las juntas.

 

Durante la ejecución de la cimentación y del sótano, ha sido necesario compaginar la construcción por bataches con las labores de impermeabilización. Para ello, se ha seguido una precisa organización de los trabajos, combinando las tareas de excavación y vaciado, limpieza y preparación, aplicación de la impermeabilización, ferrallado y hormigonado.

 

La implicación y puntualidad de las empresas que han participado en estas tareas, así como las favorables condiciones meteorológicas han permitido que la ejecución de la cimentación y del sótano del hotel haya terminado sin incidencias y en tiempo récord.

FASE 1- EJECUCIÓN DE LA CIMENTACIÓN Y DEL SÓTANO
(Octubre 2017-Enero 2018)

Durante los dos últimos meses, se han desarrollado los trabajos para la ejecución de la estructura portante del hotel, además del inicio de otras tareas relativas a la ejecución de cerramientos, particiones interiores e instalaciones.

 

La ejecución de la estructura ha permitido dotar al futuro edificio de su volumetría básica: sobre la alargada parcela, propia del parcelario del Conjunto Histórico de Marchena, se han ido construyendo una serie de forjados unidireccionales de hormigón armado, apoyados sobre pilares de la misma factura. El resultado es evidente, una construcción de 3 plantas de altura adosada a las edificaciones vecinas por todo su perímetro, perforada por un gran patio y rematada superiormente por un ático retranqueado de la línea de fachada.

 

Las tareas para la ejecución de la estructura portante del edificio se han ido repitiendo en el mismo orden, según se han ido ejecutando todos los forjados (forjado de planta primera, segunda, terraza y cubierta de ático):

  • Primero, se han encofrado, ferrallado y hormigonado los pilares.
  • Segundo, se ha encofrado el piso de los forjados, incluso en la zona del patio.
  • Tercero, se ha ferrallado, colocado las viguetas, bovedillas y pasatubos en los forjados.
  • Y cuarto, se ha hormigonado el forjado.

Esta sucesión de trabajos se ha repitiendo para la ejecución de cada forjado, hasta rematar la estructura. Se han ido tomando las probetas de hormigón para analizar en laboratorio, conforme al plan de control de los materiales establecido por la Dirección Facultativa de las obras.

 

La ejecución sistemática de los forjados se vio interrumpida una vez quedó hormigonado el forjado de la planta segunda, momento en el que se empezaron a retirar los puntales y a ejecutar las escaleras de comunicación entre las plantas.

 

La nueva situación de la obra, sin puntales en determinadas áreas y con escaleras de comunicación entre los distintos forjados, permitió el inicio de otros trabajos compatibles con la ejecución de los últimos forjados que aún restaban en la parte más alta de la obra.

 

Así, se inició el replanteo de cerramientos, particiones interiores, instalaciones, etc. Seguido de las obras para la ejecución de los mismos.

 

La coordinación de los trabajos entre los distintos oficios ha sido fundamental a la hora de optimizar al máximo los tiempos en la obra, haciendo viable la ejecución simultánea de trabajos de albañilería e instalaciones con los propios de la ejecución de la estructura portante del edificio.

FASE 2- EJECUCIÓN DE LA ESTRUCTURA
(Enero-Marzo 2018)

Durante el último trimestre, el resultado de los trabajos se nos presenta menos sorpresivo a la vista, pero mucho más avanzado en cuanto a la definición espacial interior del futuro hotel. Poco a poco, el indeterminado armazón de hormigón va cogiendo la forma ideada.

 

Las tareas de partición interior han convertido las plantas baja y primera en lo que en el futuro serán las dos primeras plantas de alojamiento del hotel. Son quince las habitaciones que pueden contarse ya por el interior de la obra, todas dotadas de cuarto de baño interior.  Además, en el sótano, se han terminado de ejecutar los paramentos que delimitan los distintos servicios complementarios del hotel, donde ya se distinguen los espacios de uso público de aquéllos previstos para el uso exclusivo del personal.

 

La condición de solar entre medianeras del Conjunto Histórico, que determinó la tipología de la edificación desde el arranque del Proyecto, se manifiesta en esta fase en la diversidad de tipos de habitación. En cada planta, todas las habitaciones son distintas, solo pudiendo repetir su forma y distribución en la planta superior.

 

Los trabajos sobre las instalaciones han ido llenando de tuberías, conductos, cables, mecanismos,…  buena parte de los paramentos y techos de la obra. Este laborioso trabajo permitirá que tanto las habitaciones como los espacios de uso público de las plantas sótano y baja del edificio sean lugares totalmente equipados y con las condiciones higrotérmicas óptimas; lo cual redundará en el máximo confort de los futuros usuarios del hotel.

 

El sistema de tabiquería seca proyectado para las particiones interiores y para el trasdosado de los cerramientos exteriores del edificio rentabiliza los tiempos de ejecución: las instalaciones quedan embebidas en los paramentos antes de que éstos se terminen de ejecutar.

 

El sistema de tabiquería seca instalado se compone de perfilería de acero galvanizado, doble placa de yeso laminado y aislamiento de manta de lana mineral. En cada partición, el tipo y dimensiones de estos componentes ha sido el indicado en proyecto, respondiendo a las prestaciones de aislamiento térmico y acústico y a las prestaciones de resistencia al fuego y mecánica que se le exige debido a su situación en el edificio.

 

El proceso constructivo ha sido el siguiente: disposición de la perfilería de acero galvanizado formando un entramado reticular, atornillado de placas de yeso laminado por una de las caras, tendido de las instalaciones por el entramado de perfiles, colocación de la manta de aislamiento, atornillado de las placas por la otra cara y finalmente, empastado de las juntas entre placas. En el caso de los trasdosados, como es lógico, se ha pasado directamente de la disposición de la perfilería a la colocación de las instalaciones, atornillando placas de yeso laminado solo en una cara de los perfiles.

 

En la ejecución de las instalaciones se ha tenido especial cuidado en respetar el trazado de proyecto, buscando el aprovechamiento del espacio destinado para el tendido de las mismas. En el caso de los techos, la prioridad ha sido conseguir la mayor altura libre de los futuros espacios del hotel; especialmente en la sala de usos múltiples del sótano, por cuyo techo apenas discurre el cableado eléctrico.

 

En esta misma fase, los trabajos de albañilería han permitido finalizar la ejecución de todos los paramentos de ladrillo del hotel, habiéndose iniciado el aterrajado, enlucido y remate de los mismos. En esta fase, además, han arrancado los trabajos en las cubiertas del edificio, que incluyen la preparación del soporte, el replanteo y la ejecución de las pendientes, la impermeabilización y la preparación para la colocación de las capas superiores de aislamiento, protección y acabado como cubiertas planas.

 

En paralelo a las tareas anteriores, durante esta fase de la obra, se ha conseguido ejecutar una habitación piloto, donde se han ido instalando las soluciones de acabado elegidas, tanto para la habitación como para el baño. En las fases sucesivas, sobre esta habitación piloto se terminarán de montar los demás elementos de mobiliario y equipamiento con los que contarán las futuras habitaciones del hotel.

FASE 3- PARTICIONES INTERIORES Y OFICIOS
(Abril-Junio 2018)